En la revista médica Lancet se publicaron los beneficios de los antioxidantes del chocolate negro, denominados flavonoides, los cuales dan el sabor amargo al chocolate, lo que hace que muchas compañías que producen el chocolate lo eliminen o disminuyan para mejorar el sabor. Una barra típica de chocolate negro suele contener 50 miligramos de flavonoides y una de chocolate claro 13 miligramos. Por eso es importante que cuando lo consuma se asegure que esta consumiendo un chocolate natural.

chocolate

  • 1. Disminuye el riesgo de sufrir un ACV y fortalece el corazón

Estudios a lo largo de años han demostrado que el chocolate negro favorece la salud cardiovascular ya que posee grandes cantidades de antioxidantes, tanto o más que los arándanos o el té verde. Así, según un estudio realizado en Suecia entre más de dos mil mujeres, las que consumen 45g de chocolate semanales reducen en un 20% el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular y esto es porque el chocolate contiene flavonoides, componente básico que ayuda a evitar el congestionamiento de las arterias, previniendo de ataques cardiacos y derrames.
Comer chocolate regularmente (especialmente chocolate amargo) disminuye el colesterol “malo”, la presión arterial y el riesgo de contraer enfermedades del corazón. El consumo del chocolate negro o amargo disminuye el nivel de glucosa y del colesterol “malo” en la sangre, en cambio aumenta el del colesterol “bueno”, reduciendo con eso el riesgo de desarrollo de enfermedades cardiovasculares, comunicó el portal HealthDay, basándose en un estudio realizado en la Universidad de San Diego (EEUU).
Al tener propiedades anticoagulantes, el cacao funciona de manera similar a la aspirina, mejorando la circulación.

  • 2. Controla el azúcar en sangre.

Está demostrado que el chocolate negro tiene un índice glucémico tan bajo que no afecta el nivel de azúcar en la sangre. Además de eso, el chocolate negro y el cacao poseen un tipo de antioxidante llamado flavonol, el cual ayuda a mantener un buen funcionamiento en las células para controlar el nivel de azúcar en la sangre. Así Lisa C. Cohn, R.D., presidenta del Park Avenue Nutrition Spa en NYC, ha indicado que los flavonoides que podemos encontrar en el chocolate oscuro puro, pueden ayudar a mejorar los niveles del azúcar en sangre además  un estudio llevado a cabo en Italia encontró que el consumo de chocolate oscuro aumentó el metabolismo del cuerpo relacionado directamente con el nivel de azúcar en sangre, reduciendo el riesgo de padecer diabetes.

  • 3. Protege la piel

Un nuevo estudio de científicos británicos descubrió que el chocolate negro rico en flavonoides puede proteger la piel contra los efectos nocivos de la luz ultravioleta y, por lo tanto, retardar su envejecimiento (de todos modos, eso no significa que se puede reemplazar el protector solar por una barra de chocolate).
Según Eduardo Nagore Enguídanos, jefe clínico del Instituto Valenciano de Oncología, "ingerir esta sustancia natural no sustituye al fotoprotector habitual pero sí refuerza los cuidados de la piel frente a los rayos ultravioleta".
Esta misma opinión la comparte Yolanda Gilaberte, dermatóloga del Hospital de San Jorge de Huesca y experta en fotoprotección. "Es un buen complemento a las cremas fotoprotectoras, pero no las sustituye. La ventaja, en este caso del chocolate fotoprotector, es que produce una fotoprotección integral de toda nuestra piel y no interfiere con la síntesis de la vitamina D, como hacen los filtros solares", apunta Yolanda Gilaberte, dermatóloga del Hospital de San Jorge de Huesca y experta en fotoprotección.

 

  • 4. Puede calmar la tos

Según un estudio realizado en el Imperial College de Londres (Reino Unido), la teobromina, un componente presente en el cacao y por lo tanto en los productos con chocolate, puede resultar muy efectivo en el tratamiento de la tos persistente. Los expertos comprobaron que un tratamiento a base de teobromina era más eficaz que la codeína que habitualmente contienen los jarabes contra la tos. Y lo atribuyen a que este producto inhibe la actividad del nervio vago, la parte del cerebro que desencadena los ataques de tos
 Según informó la BBC a fines del 2010, están investigando la creación de un fármaco que contenga teobromina para reemplazar a los jarabes para la tos con codeína, una droga con peligrosos efectos secundarios.

  • 5. Levanta el ánimo.

El chocolate puede mejorar tu estado de ánimo ya que en el chocolate se encuentra un antidepresivo natural llamado feniletilamina, cuyo efecto es incrementar de forma natural los niveles de serotonina en el cerebro. La serotonina estimula los niveles de energía y alerta mental, lo que produce una sensación de euforia similar a la que se consigue con algunos antidepresivos farmacológicos. Esto explica que cuando nos encontramos en momentos de desánimo sintamos deseos de consumirlo.
El canal de TV americano MSNBC divulgó hace algún tiempo que tanto la cafeína como otros productos químicos que podríamos encontrar en el chocolate, podía mejorar el humor y facilitar los síntomas premenstruales de la mujer
El efecto beneficioso sobre el estado de ánimo hace que algunos llamen al chocolate sustituto del amor.

  • 6. Mejora la visión

Debido a la habilidad del chocolate para mejorar la circulación, en especial del flujo de sangre que llega al cerebro, investigadores de la Universidad de Reading manejan la hipótesis de que también podría aumentar la circulación a la retina, mejorando la visión.

  • 7. Te hace más inteligente y evita la demencia

Según un estudio británico, este aumento del flujo sanguíneo hacia el cerebro hace sentirnos más despiertos y alertas, por lo cual se facilitan las tareas matemáticas porque aumenta el poder del cerebro.
El autor -el doctor Franz Messerli, del Hospital St. Luke's-Roosevelt y de la Universidad de Columbia en Nueva York- escribe que hay pruebas de que los flavanoles en el té verde, el vino tinto y el chocolate pueden contribuir "a demorar o aun revertir" la declinación mental a causa de la edad, una afirmación que algunos expertos médicos podrían disputar.
 Examinó si el consumo per cápita de un país se relacionaba con el número de premios Nobel ganado por sus ciudadanos, un posible indicio de la "función cognitiva" de un país. Utilizando datos de grandes productores de chocolate en venta en 23 países, halló "una correlación notablemente poderosa".
Es posible, admite, que el chocolate no aumente la inteligencia sino que la gente inteligente, más probable ganadora de los premios, esté al tanto de los beneficios del chocolate y por lo tanto tienda más a consumirlo.
Los resultados de un estudio de la Universidad de Nottingham, Inglaterra, confirmaron que el chocolate mejora la circulación sanguínea del cerebro, aumentando las habilidades cognoscitivas.
Una investigación publicada en la prestigiosa revista Neuropsychiatric Disease and Treatment Journal revela que consumir bebidas de cocoa ricas en flavonoles podría tener efectos benéficos contra la demencia y contra las enfermedades vasculares del cerebro

  • 8. El chocolate aumenta la longevidad.

El chocolate contiene, como casi todos los alimentos de origen vegetal, flavonoides, siendo uno de los más estudiados el fenol. El fenol es un antioxidante natural, cuyo consumo reduce la oxidación de las células, retardando, por tanto, su envejecimiento.
La Universidad de Harvard publicó un estudio en el British Medical Journal donde se incluían 7800 pacientes y en el cual se concluyó que quienes consumían chocolate en sus vidas eran más longevos.

  • 9. El chocolate como anticelulítico

Una de las principales cualidades cosméticas del chocolate es su alto contenido en antioxidantes, como los polifenoles (catequinas, epicatequinas, y taninos), de la familia de los flavonoides, que también son capaces de reducir la inflamación de los vasos sanguíneos.
Por eso, el chocolate es ahora el condimento de los nuevos tratamientos anticelulíticos, porque al mejorar la microcirculación, es capaz de devolver la firmeza y ponerle fin a la piel de naranja.
El Chocolate, como se ha comentado, contiene antioxidantes, muy importantes a la hora de luchar contra el envejecimiento; y aminoácidos esenciales, que ejercen sobre la piel un efecto tensor inmediato y visible.
En definitiva, el Chocolate tiene efectos lipolíticos, antioxidantes, drenantes, vitalizantes, suavizantes e hidratantes. El cacao usado externamente tiene una gran capacidad para activar el proceso de lipólisis y potenciar el proceso natural de la eliminación de las grasas por lo que no es extraña su inclusión en productos anticelulíticos.

  • 10. El chocolate y los dientes

Según Takashi Ooshima, de la Universidad de Osaka, el chocolate puede incluso proteger la dentadura. La caries se produce cuando la bacteria Streptococcus mutans produce una molécula viscosa, el glucano, y otra bacteria convierten los azúcares en ácidos, que horadan las cavidades en la superficie del diente. Es cuando se saco a la conclusión que la semilla del cacao posee un bactericida que compensa los altos niveles de azúcar del chocolate, e impide la formación de la molécula viscosa, a pesar de esto, los dentistas creen que para evitar la placa dental vale más observar una correcta higiene que atracarse de chocolate.

*** Nueva aportación de la nutricionista Natalia Olivares a nuestro artículo

http://nutricionsinmas.com/7-deliciosos-beneficios-del-chocolate-amargo/

 

Recomendar
  • gplus
  • pinterest