Tanto las especias como las hierbas son condimentos naturales que expanden el paladar a niveles superiores, razón por la cual son tan codiciados a nivel gastronómico. Su uso disminuye la necesidad de agregar cantidades excesivas de grasas, sal y/o azúcares, así como de ingredientes artificiales. Agregarle especias a tus platos no sólo te proveerá de antioxidantes útiles, sino que te permitirá utilizar menos sal, azúcar y grasa sin que tus platos pierdan sabor, además, una comida con un sabor más intenso te hará sentir lleno más pronto, por lo que comerás menos", explica la Dra. Kate Geagan, autora de "Go green, get lean".

Las comidas sazonadas con ingredientes naturales satisfacen más que aquéllas con un sabor blando. Además, suelen comerse menos rápido que las blandas. Por estas razones es que las hierbas y las especias pueden ayudar a comer menos, contribuyendo así al control del peso. Ya sean frescas o secas, ambas son fuentes concentradas de fitoquímicos y antioxidantes, sustancias que disminuyen el riesgo del desarrollo de enfermedades crónicas, entre ellas las cardiopatías, el cáncer y la diabetes. Hierbas como la albahaca, el romero, el orégano y el tomillo, y especias como la canela, el chile, el comino, la cúrcuma y el jengibre, son de los condimentos más estudiados por sus beneficios para la salud.

Desde que comenzaron a usar las especias estas fueron uno de los productos más caros y valiosos de la economía, tanto de cada individuo, como de las sociedades, ya que desde antiguo han tenido un gran valor como condimento, para medicinas o perfumes, así como por el importante papel que presentaban algunas como conservante ya que muchos aceites son agentes antimicrobianos naturales que ayudan a conservar los alimentos y consiguen eliminar microbios. Incluso curan pequeños achaques, ya que desde tiempos remotos las especias se han utilizado en la medicina popular para evitar pequeñas molestias como un resfriado o estrés físico o mental.

La digestión se realiza con mayor facilidad si condimentas los alimentos con ciertas especias, ya que las sustancias aromáticas estimulan la producción de jugos gástricos haciendo que los alimentos sean más fáciles de asimilar. Además muchas de las especias tienen la capacidad de proteger nuestro aparato digestivo de posibles infecciones bacterianas, reducen las fermentaciones en el interior del intestino favoreciendo las funciones de éste .

Las especias poseen varias sustancias, sin embargo, sus principales beneficios se deberían a los polifenoles, un tipo de antioxidantes con diversas cualidades: evitar el daño celular, aliviar la inflamación o modificar el metabolismo.

Albahaca

Es venerada como la "reina de las hierbas" . La planta es conocida de tener propiedades anti-bacterianas, anti-inflamatorias y antioxidantes.

La albahaca contiene sustancias antiespasmódicas y antiinflamatorias que relajarían las vías respiratorias y los bronquios, permitiendo una mejor respiración en pacientes con asma.

La albahaca tiene propiedades antiinflamatorias (gracias al Eugenol, aceite volátil), por lo que proporcionan alivio, sin efectos secundarios, a personas con artritis, colon irritable, etc.

Posee un alto contenido en antioxidantes (flavonoides), que refuerzan el sistema inmunitario y Previenen el Envejecimiento Prematuro. Dos flavonoides dentro de la albahaca dulce han mostrado una promesa particular en la lucha contra el daño celular por radiación y  radicales libres. La orientina y la vicenina son antioxidantes que protegen las células.

Albahaca

En el aceite esencial de albahaca, los aceites volátiles dentro de la planta se ha demostrado que tienen increíbles propiedades antibacterianas.

Esta especia reduce el crecimiento de determinadas bacterias que pueden estar presentes en algunos alimentos contaminados o que hayan sido mal manipulados. Los científicos en busca de conservantes naturales, libres de toxinas para los alimentos descubrieron que lavar el producto en una solución de aceite de albahaca tan poco como 1% esencial disminuyó por debajo de los niveles de contaminación de Shigella en los que podría ser detectada.

 Los estudios han confirmado la capacidad de estos aceites para restringir el crecimiento de bacterias como:

  • Listeria monocytogenes
  • Staphylococcus aureus
  • Escherichia coli (E. coli)

Un estudio publicado en una edición de 2004 de Microbiología de Alimentos demostraba que los aceites de albahaca pueden incluso detener el crecimiento de bacterias resistentes a antibióticos.

Pero los beneficios de la albahaca dulce no se detienen ahí.    La albahaca también:

  • Mejora la circulación
  • Aumenta la función inmune
  • Reduce la inflamación
  • Reduce la oxidación del colesterol
  • Protege el corazón
  • Desintoxica la sangre
  • Puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre

Esta especia también favorece la salud cardiovascular, favorece la digestión (muy aconsejable en Hernias De Hiato), y tiene efectos sedantes aliviando el estrés y la ansiedad.

Usos culinarios

El uso gastronómico de la albahaca se centra en sus hojas, empleándose las más tiernas, enteras o picadas, para consumir fresca o en cualquier preparado troceado si se prefiere seca. Los productos que condimenta son las ensaladas de primavera y verano, los huevos, sazonando tortillas y revueltos, pescados, marinando salmonetes o langostas, acompañando también a verduras más carnosas como berenjenas, tomates y pimientos, a las carnes rojas tanto guisadas como asadas, o los quesos tiernos y cremosos. Pero el plato estrella de la albahaca es la salsa al pesto, realizada con aceite de oliva, ajo, piñones y hojas frescas de albahaca troceadas, ideal para acompañar todo tipo de pastas.

Es una de las plantas más aromáticas, de sabor fresco y delicado.

Anís

Anís

El anís contiene diversas sustancias, identificadas como ligninas, las cuales serían efectivas para combatir infecciones por virus, pues ayudaría a controlar la propagación del virus dentro del cuerpo al mismo tiempo que fortalecerían el sistema inmune.

Tiene, a su vez, propiedades expectorantes, principios antiinflamatorios y antitusivos. Por ello, ayuda a los pulmones a deshacerse del exceso de secreciones, a disminuir inflamación en caso de bronquitis así como también la tos.

Tiene una magnífica acción digestiva, que se traduce en la limpieza y purificación del estómago y de los intestinos. Esta especia además de sus efectos diuréticos, ayuda a disminuir la producción de gases y a eliminarlos fácilmente. También favorece las secreciones gástricas, salivares y bronquiales por lo que es  la hierba medicinal más antigua del mundo por sus propiedades sedativas, digestivas y antuflatulentas.

Masticar las semillas ayuda a conciliar el sueño y tomarlas con agua contribuye a desaparecer el hipo. Su contenido de hasta un 20 % en proteínas, una vez  secas y destiladas, son indicadas para mujeres que amamantan al estimular la producción de leche.

Se recomienda utilizar el Anís Verde con precaución en personas con epilepsia, y algunos estudios, no concluyentes, desaconsejan el consumo del anís verde en el caso de mujeres embarazadas y de personas hipertensas. En cualquier caso, es conveniente consultar a nuestro médico el consumo de esta especia si nos encontramos en alguno de estas situaciones .

En cuanto a sus utilidades en la gastronomía: su semilla se han elaborado muchos destilados dulces y potentes, de sabor persistente como el ouzo griego, el raki turco, el pastís francés o el anís español. Se empléa también, como te he dicho, en la elaboración de panes y recetas de repostería, en muchos curries, arroces y platos de marisco, en los que marida bien con el azafrán.

Azafrán

&nsbp;

El azafrán contiene sustancias que estimularían la producción de neurotransmisores, como la serotonina, que mejorarían el estado anímico de los pacientes. En el oriente, el azafrán era empleado comúnmente para luchar contra la depresión ligera o moderada, tenía la reputación de traer alegría y sabiduría.

En Marruecos, se encuentra en la composición de remedios de abuelas que curan todavía a los niños durante la llegada de los primeros dientes, frotando las encías (uso externo : analgésico de la mucosa de las encías) de los bebés con un anillo de oro untado con miel y azafrán, una loción naturalmente antiséptica.

Azafrán

 En Francia, el famoso jarabe DELABARRE adopta la misma receta. Las abuelas calmaban también las reglas dolorosas de las muchachas dándolas té o leche con azafrán. Además de aliviar los dolores menstruales y las molestias causadas por la menopausia, hay que destacar sus propiedades sedantes y su efecto como tónico general del organismo. También es importante considerar el efecto hipotensor de esta especia, ya que permite aminorar el ritmo cardiaco y bajar la presión arterial o también estimular la respiración.

Esta especia ha sido conocida durante largo tiempo para remediar a numerosas dolencias. Sería uno de los vegetales más rico en riboflavina, es decir en vitamina B2. Contiene aceite esencial, el safranal, y crocetinas, que son carotenoídas, es decir provitamina A. Mientras que los pigmentos desempeñan un papel de estimulante digestivo (con dosis de 0.5 hasta 1 gramo por litro de agua, el azafrán es un estimulante de la digestión), el safranal tiene una actividad sedativa.

De manera general, el azafrán tiene la reputación de actuar en el sistema nervioso : sería a la vez analgésico y tónico. En la medicina tradicional, se utiliza la planta como estomacal. En la medicina china, se usa como calmante para los calambres y el asma, es utilizado también para tratar los hematomas. Facilitaría la digestión, aliviaría el hígado y sería también un fluidificante de la sangre. Consumido en dosis importantes, el azafrán puede ser peligroso (> de 10g), se trata de una hipótesis excepcional porque la dosificación habitual es 0.01 hasta 0.02 gramo por persona.

Es generalmente poco consumido debido a la poca oferta que existe en el mercado, derivada de su dificultoso proceso de obtención, lo que la convierte en la especia más cara. El azafrán tiene un importante contenido en hierro (anemia), vitamina C (potente antioxidante) y vitamina B6 (depresión, asma).        Para calmar los dolores y molestias intestinales, pondremos en una taza cinco o seis estigmas de azafrán, añadiremos agua o leche caliente (pero sin hervir), y dejaremos la infusión en reposo todo el tiempo posible (preferentemente tres o cuatro horas). Ayuda a aliviar la tos en casos de gripe o resfriados, y también mejora la circulación.

Usos culinarios

Se utiliza como aroma y como colorante. Es imprescindible en paellas y risotos y en la sopa bullabesa. Aromatiza también preparaciones de pescados, salsas y cremas; postres como el arroz con leche y la crema catalana, pasteles y panes. Interviene en la elaboración de licores como el Chartreuse.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest