La quinoa es un alimento prácticamente desconocido en España, que ya era cultivado en Sudamérica hace 5000 años, mucho antes del asentamiento de importantes culturas precolombinas como los Incas. Los Incas la llamaban “la madre de todos los granos”.

Aunque existen múltiples tipos de quinoa, las variantes más comunes que podemos encontrar en las tiendas son la quinoa blanca, roja y negra.

La quinoa no proviene de la familia de los cereales, pero gracias a su cantidad de almidón y su forma de consumo se le ha considerado popularmente como un cereal. Actualmente producida en Bolivia, Perú, Ecuador, Argentina, Chile y Estados Unidos, este alimento está lleno de grandes propiedades que benefician nuestro organismo.

Nutricionalmente es tan rico que los guerreros incas comían unas “bolas de guerra”, mezcla de quinoa y grasa, para afrontar marchas a pie de varios días, y en la actualidad, la NASA lo considera un alimento completo para los astronautas.

Las nuevas tendencias hacia una nutrición natural rescatan a la quinoa y la incluyen entre los alimentos estrella.
La Universidad de Brigham declara que tiene el doble de proteínas que los cereales que normalmente se comen. También dice que tiene menor cantidad de hidratos de carbono, que contiene vitaminas del grupo B además de muchos minerales y una considerable cantidad de grasas saludables.

Los astronáutas se alimentas con quinoa durante sus misiones

La quinoa es uno de los vegetales más completos que se pueden ingerir, pues cuenta con nueve aminoácidos esenciales, además de ofrecer proteínas, fibra, carbohidratos y grasas saludables a nuestro cuerpo.   

 Es pobre en grasas (de un 4% a un 9%) y la mitad de ella es ácido linoleico, que es un ácido graso elemental para la vida humana Unos científicos japoneses han encontrado en la quinoa la sustancia ESCUALENO que solamente se había encontrado en los tiburones y que mejora la oxigenación de las células, permitiendo longevidad. Los hidratos de carbono de liberación lenta no tienen el efecto de subida de azúcar Además la quinoa ofrece un excelente aporte de magnesio, lo que la convierte en uno de los mejores remedios naturales para aliviar las migrañas.Es bajo en calorías, con cero azúcar y bajo en sodio. Entre los aminoácidos posee lisina, que es fundamental para el desarrollo de las células del cerebro. Evita la descalcificación y la osteoporosis, ayuda en la formación de los huesos, en la salud del corazón y los nervios, contribuye al desarrollo de glóbulos rojos y fortalece el sistema inmunológico. No provoca colesterol, no engorda, previene el cáncer de mama, ayuda a bajar de peso y la hipertensión (una gran alternativa para reducir la tensión arterial ya que favorece la relajación de los vasos, cuidando nuestro corazón). La quinoa es además una excelente alternativa para pacientes celiacos y es que su harina es bastante tolerada por este tipo de personas, lo que la convierte en una gran opción para la elaboración de postres, panes, galletas, entre otros. Por último este vegetal es un excelente aliado para limpiar nuestro organismo y eliminar toxinas gracias a sus muchos compuestos.

La quinoa es uno de los alimentos vegetales mas completos Es uno de los pocos alimentos de origen vegetal que se considera una proteína completa. Todo esto lo convierte en un alimento excelente para nuestro cuerpo.

Otro de los beneficios de la quinoa es destacado su altísimo contenido de proteínas, con un aporte de más del 50% comparado con otros granos. Debido a que es una proteína completa es mucho mejor que comer carne o sustitutos de la carne.


Además contiene los 9 aminoácidos esenciales, lo que la convierte en la única semilla de proteína completa.

Debido a su contenido de ácidos grasos beneficiosos, como el omega 3 y el omega 6, una de las propiedades de la quinoa es ayudarnos a mantener nuestra salud cardiovascular. Su consumo habitual favorece la prevención de enfermedades cardíacas como la arteriosclerosis.


Aunque la quinoa no sea un cereal, cuenta con uno de los beneficios más típicos de este tipo de alimentos: un excelente aporte de fibra. Esto hace que la quinoa sea usada habitualmente para adelgazar, pues entre los beneficios de la fibra encontramos la regulación del tránsito intestinal y la reducción en los niveles de colesterol y azúcar en la sangre (manejo de la diabetes); De ahí su capacidad de mantenernos saciados. Esto también se debe al importante contenido de fibra que presenta, lo que hace que después de ingerirla nos sintamos satisfechos durante más tiempo, evitando así picar entre horas.
 
Es pobre en grasas (de un 4% a un 9%) y la mitad de ella es ácido linoleico, que es un ácido graso elemental para la vida humana

Unos científicos japoneses han encontrado en la quinoa la sustancia ESCUALENO que solamente se había encontrado en los tiburones y que mejora la oxigenación de las células, permitiendo longevidad. 

Los hidratos de carbono de liberación lenta no tienen el efecto de subida de azúcar

Además la quinoa ofrece un excelente aporte de magnesio, lo que la convierte en uno de los mejores remedios naturales para aliviar las migrañas.
Es bajo en calorías, con cero azúcar y bajo en sodio. Entre los aminoácidos posee lisina, que es fundamental para el desarrollo de las células del cerebro. Evita la descalcificación y la osteoporosis, ayuda en la formación de los huesos, en la salud del corazón y los nervios, contribuye al desarrollo de glóbulos rojos y fortalece el sistema inmunológico.

No provoca colesterol, no engorda, previene el cáncer de mama, ayuda a bajar de peso y la hipertensión (una gran alternativa para reducir la tensión arterial ya que favorece la relajación de los vasos, cuidando nuestro corazón).
La quinoa es además una excelente alternativa para pacientes celiacos y es que su harina es bastante tolerada por este tipo de personas, lo que la convierte en una gran opción para la elaboración de postres, panes, galletas, entre otros.
Por último este vegetal es un excelente aliado para limpiar nuestro organismo y eliminar toxinas gracias a sus muchos compuestos.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest