Una parte de la ciudadanía desconoce que las personas accidentadas de tráfico disponen de libertad de elección de centro hospitalario.

La unidad de lesionados de tráfico del hospital Ribera Polusa atendió a más de 10.000 pacientes desde su puesta en marcha, hace más de 20 años, por la necesidad de ofrecer una atención específica a los accidentados de tráfico.

Este derecho permite al paciente decidir tanto el centro sanitario al que acudir tras el siniestro como el lugar donde realizar la rehabilitación de sus lesiones, por lo que las compañías aseguradoras no pueden imponer a sus asegurados ni el profesional ni el hospital en el que realizar estas atenciones.

Tanto el hospital Ribera Polusa como las Clínicas Santo Domingo están dotadas de urgencias especializadas, pruebas diagnósticas de alta resolución, cirugía y tratamiento rehabilitador para ofrecer la plena recuperación de los accidentes de circulación.

Lo ha contado El Progreso.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest