HOSPITALIZACIÓN de media y larga estancia para pacientes con patologías crónicas estables y/o con deterioro funcional agudo, para recibir cuidados intermedios  por personal sanitario auxiliar, enfermería y personal facultativo. También para pacientes que deseen completar en un hospital su recuperación post-quirúrgica, o bien para “respiro familiar”.
El paciente será valorado al ingreso por los médicos coordinadores de la Unidad , quienes indicarán al personal de enfermería los planes terapéuticos y rehabilitadores que consideren necesarios para su recuperación funcional.
El paciente está en un hospital, y ante cualquier evento adverso en su salud, es atendido de forma inmediata con todos los recursos del hospital, ya que tiene a su disposición toda la moderna tecnología, desde una simple radiografía de tórax a una resonancia  magnética nuclear  o una exploración endoscópica, y a todos nuestros cualificados especialistas: cardiólogo, cirujanos, digestólogo, oftalmólogo, traumatólogo, urólogo,  entre otros.
El paciente ingresado, será visitado diariamente   por los médicos coordinadores, quienes controlarán y tratarán sus patologías, y además  atenderán a las familias, en el local destinado a estos efectos dentro de la propia Unidad.
Si la gravedad de su proceso lo requiere, o sufre una agudización de sus patologías  que requieran de medidas muy especiales, se valorará la posibilidad de tratamiento en hospitalización de agudos, de forma inmediata.
Además, las URGENCIAS de los pacientes ingresados en la unidad de atención al paciente mayor son atendidas al instante por los médicos de guardia del Hospital POLUSA (durante 24 horas al día), quienes tomarán las medidas adecuadas, siempre en coordinación con los dos citados especialistas de la Unidad.
A los pacientes con cartilla de la Seguridad Social, al ingreso en la Unidad se les tramitará el cambio del Médico de Familia, para la correcta gestión de la medicación mientras permanezcan ingresados, evitando así a las familias cualquier tipo de gestión por este motivo.

Prestaciones incluidas en el precio de la hospitalización:

  • Visita diaria de Internista o Geriatra
  • Atención del médico de Urgencias cuando sea necesario
  • Cuidados de enfermería y todas las atenciones inherentes al paciente ingresado
  • Estancias en el Hospital de Día, todos los días del año
  • Cuatro comidas diarias
  • Fisioterapia, en el hospital, siempre que la prescriban el Internista o el Geriatra
  • Analíticas, perfil básico
  • Radiología simple
  • Electrocardiograma
  • Gasometría
  • Peluquería (en las condiciones que se comentan con la familia)
  • No se facturará tampoco la atención de Urgencias el día del ingreso

Prestaciones no incluidas en el precio de la hospitalización:

  • La medicación suministrada por la Farmacia del Hospital, si el paciente no la aporta.
  • Los complementos vitamínicos y nutricionales propuestos por los médicos, sean o no de prestación obligatoria por la Seguridad Social.
  • El resto de las pruebas diagnósticas que sean precisas (RNM, TAC, ecografía, mamografía, endoscopias, urodinamia, pruebas cardiológicas, etc).
  • Las analíticas, en la parte que exceda del perfil básico.
  • Los traslados que fuesen necesarios, en ambulancia o en cualquier otro medio.

terraza Polusa

terraza polusa

Recomendar
  • gplus
  • linkedin
  • pinterest
  • menéame