Los expertos estiman que en la actualidad entre el 35-45% por ciento de la población adulta padece algún trastorno del sueño. Considerando que una tercera parte de nuestra vida la pasamos durmiendo, la medicina moderna ha sido consciente de la importancia que supone diagnosticary tratar las patologías relacionadas con el sueño, por la repercusión que éstas tienen en nuestra salud.
En una Unidad del Sueño se realiza el diagnóstico y tratamiento de los trastornos asociados con el sueño, mediante el estudio clínico de cada caso, apoyado por una prueba diagnóstica: la polisomnografía. La polisomnografía es el procedimiento instrumental más importante que se realiza en esta Unidad del Sueño. Es el método complementario de certeza para el diagnóstico de los trastornos vinculados con el sueño. Consiste en el estudio del sueño del paciente durante una noche completa evaluando, mediante un registro continuo y supervisado, una serie de variables fisiológicas que determinan la arquitectura del sueño, el comportamiento respiratorio y cardiovascular del paciente, etc. Una vez realizada la polisomnografía, se procede al análisis de todas las variables registradas. Es una prueba inocua, sin efectos secundarios. Tiene una duración aproximada de 8 horas. El paciente duerme de forma espontánea sin administrarle sedantes. La Unidad del Sueño de POLUSA pone a su disposición los mejores recursos humanos y  técnicos con la intención de ofrecerle una atención asistencial de excelencia.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest