El hospital Ribera Polusa aplicará un novedoso tratamiento biológico que permite acortar hasta diez veces los tiempos de recuperación en multitud de patologías. El sistema QREM, que aplicará en su consulta el traumatólogo Adrián Gallego, es un tipo de terapia celular que mejorará la recuperación de numerosas lesiones musculares.

“Permite acortar tiempos de recuperación de lesiones, poscirugía o para paliar enfermedades degenerativas como la artrosis, en las que podemos frenar la evolución y mejorar la calidad de vida, evitando la colocación de prótesis hasta estadios más avanzados”, ha explicado el Dr. Gallego, pionero en Galicia en emplear este tratamiento de medicina regenerativa.

El QREM es un novedoso sistema para la obtención de citoquinas que intervienen en la regeneración de los tejidos, de forma similar al plasma rico en plaquetas (PRP) pero que con menos infiltraciones ofrece una efectividad mucho mayor y también es más económico. Sus componentes, además, no contienen fibrina, por lo que a largo plazo evitan posibles fibrosis, como ocurre con otros tratamientos biológicos.

El proceso dura aproximadamente 30 minutos y es totalmente ambulatorio: se extraen unos 40 ml de sangre que se procesa en el dispositivo QREM y finalmente se obtiene el suero que se infiltrará de nuevo en la articulación del paciente.

Este tipo de terapia celular es una de las disciplinas en crecimiento dentro dela medicina deportiva por su capacidad para cambiar el tratamiento de muchospacientes con lesiones y conseguir evitar el paso por el quirófano cuando pareceque ya no queda otra alternativa.

No solo permite acortar el procesode recuperación de múltiples lesiones como tendinopatías que no responden adistintos tratamientos, si no también el de recuperación posquirúrgica como enoperaciones de reparación tendinosa (como es el caso del manguito rotador) oligamentoplastias de cruzado anterior.

Además, este tratamiento supone una esperanza para los pacientes que sufren enfermedades degenerativas como la artrosis ya que ayudará a ralentizar la evolución y mejorar su calidad de vida. “Aún no conseguimos regenerar el cartílago, pero cada vez estamos más cerca, y esto es un paso de gigante”, ha subrayado el Dr. Gallego.

El Progreso: 

La Voz de Galicia: 

Recomendar
  • gplus
  • pinterest