En ella, nuestro cirujano vascular  decidirá, tras la realización de un estudio hemodinámico con Eco-Doppler, el tratamiento más adecuado para cada caso concreto:

VENASEAL

Es la técnica más novedosa,  dentro de  las denominadas no quirúrgicas o endovasculares, para el tratamiento de la enfermedad varicosa.

Consiste en la introducción de un catéter a través de una punción en la safena interna, habitualmente por debajo de la rodilla.

Bajo control ecográfico, se posiciona la punta del catéter en la proximidad de la ingle para sellar con un adhesivo médico la vena patológica.

A diferencia de otras  técnicas similares de las que disponíamos hasta ahora (fundamentalmente el Láser, la radiofrecuencia o el Clarivein), Venaseal  no  se basa en el calor ni en la esclerosis, con lo cual se evitan en gran medida efectos adversos como pueden ser lesiones nerviosas, pigmentaciones  o flebitis.

En resumen, se trata de una técnica mínimamente invasiva en el tratamiento de las varices, que reduce la posibilidad de complicaciones, favorece la reincorporación casi inmediata del paciente a sus actividades habituales, y por lo tanto le aporta mayor confort, además de mejorar los resultados estéticos.

Otras técnicas utilizadas son las siguientes:

Esclerosis con microespuma: técnica mínimamenteinvasiva que se realiza en la propia consulta, evitando así el quirófano.

CHIVA: tratamiento quirúrgico poco agresivo que se realiza con anestesia local, no precisando ingreso hospitalario, por lo que conlleva un período de baja laboral muy reducido.

varices

Recomendar
  • gplus
  • linkedin
  • pinterest
  • menéame